Receta de  

Roscón de Reyes


Definitivamente es mi «bollo» preferido. No hay ninguno que para mí, se quede cerca, ni por sabor, ni por esponjosidad, ni por nada. Siempre he disfrutado muchísimo al comerlo, y me he preguntado por qué las pastelerías no lo realizaban durante todo el año.

En Casa Caldillo, siempre lo comprábamos en una pastelería donde lo hacían especialmente bueno, y el día 6 por la mañana hacíamos una cola tremenda para desayunar el día de reyes. Ya era bastante caro, pero nos merecía la pena, pero últimamente, se habían subido un poco a la parra y comencé a buscar en distintos blogs para hacerlo de forma casera. Además así podría realizarlo siempre que quisiera porque me parecía muy injusto tener únicamente unos días en Navidad para comerlo.

El año pasado me puse manos a la obra y realicé mi primer roscón del que me sentí muy orgullosa porque quedó muy rico y con una pintaza estupenda. En casa, les gustó mucho y quedó decidido que los siguientes años me encargaría yo de hacer los roscones para reyes.

He preparado un vídeo que espero que os guste en el que veréis los resultados paso a paso, y creo que os invitará definitivamente a realizarlo.

HERRAMIENTAS

Rasqueta de panadero (no es totalmente necesaria pero ayuda mucho)

TIEMPO

5 minutos para la elaboración de la masa madre + 15 min de reposo

15 minutos para la elaboración de la masa principal + 5-6 horas de reposo

5 minutos para la forma de roscón + 2 horas de reposo

5 minutos para la decoración del roscón + 15-20 minutos de horneado

INGREDIENTES

Para la masa madre

70 ml de leche entera templada

10 gr de levadura de panadero fresca

1 cucharadita de azúcar

130 gr de harina de fuerza

Para la masa principal

450 gr de harina de fuerza tamizada

2 huevos medianos

60 ml de leche entera templada

20 gr de levadura de panadero fresca

2 cucharadas soperas de esencia de azahar

120 gr de azúcar glass

Ralladura de 1/2 naranja

Ralladura de 1/2 limón

70 gr de mantequilla a temperatura ambiente

1 pellizco de sal

La masa madre

Para la decoración

1 huevo batido

Frutas confitadas

Guindas en almíbar

Azúcar mojado

Almendras fileteadas crudas

ELABORACIÓN

Introducción: Es importante que tengáis preparados todos los ingredientes, ya pesados, de la elaboración de cada paso, en cuencos, para que os sea más fácil y no se olvide ninguno. Podéis encontrarlos fácilmente en cualquier gran superficie.

Preparamos el azúcar aromatizado.

En un cuenco ponemos el azúcar glass y mezclamos con la ralladura de media naranja, y la de medio limón. Reservamos.

Preparamos la masa madre.

En un cuenco pequeño, deshacemos la levadura en la leche templada y reservamos.

En un bol grande, incorporamos la harina, el azúcar y la leche con la levadura. Con los dedos, vamos mezclando hasta formar una bola. Una vez formada, sacamos la bola del bol, y ponemos agua templada en él. Volvemos a introducir la bola y esperamos unos 10-15 minutos hasta que veáis que la bola flota en el agua. En ese momento estará lista.

Preparamos la masa principal

En un bol grande tamizamos la harina con un colador. Hacemos un hueco en el centro de la harina e incorporamos los huevos, el azúcar aromatizado, la mantequilla, el pellizco de sal, la esencia de azahar, la leche con la levadura, y la masa madre.

Comenzamos a mezclar los ingredientes de fuera hacia adentro, con una rasqueta o si no tienes con las manos, hasta que veamos que se van uniendo los ingredientes. Cuando hayas podido formar una bola, pon un poquito de aceite en la encimera, y también en tus manos. Pon la bola en la encimera y comienza a amasarla suavemente. Verás que es una masa elástica un poco grumosa pero muy suave. No hace falta saber amasar, únicamente toma la bola en tus manos con las palmas tocando la bola, y ve introduciendo la masa por abajo con los dedos. Gira la bola en tus manos, y repite el proceso durante unos minutos. Verás que se ha vuelto menos rugosa.

Ahora, pon un poquito de aceite en un bol grande, y enaceita las paredes del mismo. Introduce la bola de masa y tápalo con un papel film. Debemos dejarlo reposar en un lugar caldeado durante al menos 5-6 horas. De este modo dejaremos que la levadura realice su función.

Cuando haya pasado este tiempo, verás que la masa ha crecido y habrá doblado su volumen.

Damos forma de roscón.

Pon la masa sobre la encimera y divídela en dos con una rasqueta o un cuchillo afilado (si sólo quieres hacer un roscón más grande, este paso puedes saltártelo), y amasa un par de minutos las dos bolas. Verás que quedan mucho más suaves, y lisas. Vamos bien. Dejamos reposar 5 minutos.

Ahora vamos a dar a las bolas la forma de roscón. Para ello, presionamos en el centro de ellas suavemente con los dedos, y poco a poco vamos haciendo el agujero central. Cuando lo tengamos, coge la masa con una mano como si fuera una rueda, y ve girándola. La gravedad hará que el agujero se vaya haciendo más grande, pero debes ir amasando un poco mientras la giras para que el roscón sea igual de grueso por todas partes. Cuando veas que el agujero es lo suficientemente grande como para que quepa en el un aro de emplatar o una flanera (como yo hice), posa el roscón en el papel de horno que habrás puesto encima de tu bandeja de horno. Dale un poquito de forma para que quede redondito y con un agujero grande y redondo.

Si quieres ponerle sorpresa al roscón, este es el momento. Busca el lugar e introdúcelo por abajo, con mucho cuidado y «abrázalo» con la masa. Debes intentar que no se note dónde está.

Introduce la flanera o aro de emplatar (si no tienes puedes poner una bola de papel albal), que habrás enaceitado un poco.

Ahora tapamos el roscón con un trapo limpio pero que no huela a suavizante, y dejamos reposar unas dos horas más para que crezca antes de meterlo en el horno.

Decoramos

Una vez haya reposado, retiramos el trapo, y lo decoramos. Primero pincelamos el roscón con muuuucho cuidado, si pinchamos la masa sin darnos cuenta no subirá. Así que con un pincel, pintamos muy suavemente el roscón por todos lados. Luego, colocamos las frutas escarchadas y el azúcar, y, por último, las almendras fileteadas. En Casa Caldillo nos gusta así, pero obviamente, puedes poner lo que desees.

Horneamos

Con el horno precalentado a 200º, introducimos la bandeja a media altura y con calor arriba y abajo durante 10 minutos, después, sin sacarlo del horno, bajamos la temperatura a 180º y ponemos otros 7 minutos. Ya hemos visto que cada horno es un mundo, así que si ves que se está dorando demasiado el roscón, pon una hoja de papel albal por encima y termina el tiempo de horneado.

Servimos

Saca del horno el roscón, y espera que enfríe un poco. Coge un cuchillo afilado y pásalo alrededor del aro de emplatar para que lo puedas quitar.

Pasa el roscón a una rejilla para que se enfríe del todo. Cuando esté, podrás pasarlo a una bandeja bonita y estará listo para comer.

Si quieres rellenarlo de nata por ejemplo, con un cuchillo de sierra, cortarás el roscón por la mitad, y rellenarás con nata montada. La mejor forma de hacerlo es introducir la nata en una manga pastelera y con una boca de estrella poner la nata en la mitad de abajo. Luego pones la mitad de arriba (la decorada) y listo!

CONSEJOS

He realizado la receta, dividiendo la masa en dos, y también con una sola masa. Sale igual de bien en los dos casos.

Ojo, que utilizamos harina de fuerza. Es distinta que la harina normal, o la de repostería, pero es muy fácil de encontrar. Está en el mismo lugar que las otras harinas y se llama harina de fuerza o especial para panes.

La levadura que utilizamos es levadura de panadero fresca (NO ES LA ROYAL). La encontrarás refrigerada cerca de donde están las mantequillas.

Las frutas que yo he puesto son las típicas de roscón que se llaman «calabazote» y que sólo he encontrado en el Corte Inglés, pero puedes ponerle naranja confitada o cualquier otra.

Los tiempos de reposo son importantes. Normalmente lo que yo suelo hacer es que si lo quiero hornear para desayunar el día de reyes, preparo la masa madre, y la masa principal, la tarde noche de antes sobre las 22:00 horas, y lo meto en el frigorífico para retardar el levado. Me levanto a las 6 del día siguiente, y lo saco del frigo poniéndolo en un lugar caldeado durante 1 hora más y a las 7 trabajo la forma del roscón y lo dejo reposando 2 horas. Lo decoro y lo horneo. A las 9:30 -10:00 estarás desayunando tu roscón de reyes recién hecho y riquíiiismo.

Estaré en línea para solventar cualquier problema o duda. Así que si comentáis debajo de la entrada vuestras dudas intentaré ayudaros para que os salga estupendo. No lo dudéis, merece la pena intentar realizar VUESTRO roscón de reyes!!!

FUENTES

Como siempre, me dirigí a mi blog de cabecera webosfritos.es y realicé la receta de Su. Ahora seré yo la que lo comparta con vosotros. GRACIAS Su por compartir tan exquisito manjar.

1 Comentarios

Consuelo
Reply 3 septiembre 2016

Me ha encantado verlo. Otra cosa será hacerlo pero está genial. No esperaba menos!

¿Quieres comentarnos algo? Estaremos encantados de atenderte.

No te preocupes, la dirección de tu email no será publicada. Los campos marcados con * son necesarios

Recetas relacionadas

Natillas de piña
December 31, 2016
Bizcocho de galletas María
October 12, 2016
Bizcocho de leche evaporada
May 08, 2016
Galletas craqueladas negras
May 02, 2016
Mermelada de piña, kiwi y canela
March 12, 2016
Flan de queso sin horno
February 25, 2016
Bizcocho de leche condensada
February 13, 2016
Chupitos de Vichyssoise
January 04, 2016
Mermelada de tomate
January 03, 2016