Receta de  

Mini croissants «casi» caseros


Si, si, croissants, o cruasanes, o como se diga.

Siempre tengo masa de hojaldre en casa, ya os he contado alguna vez que me encanta, y es tan versátil, que tan pronto preparo una tarta salada de tomate, como un hojaldre de morcilla, unos caprichos de chistorra, unas palmeritas para el café o …. un desayuno estupendo en apenas 20 minutos.

Esta receta es muy sencilla y es capaz de sacarte en un santiamén de un apuro. Puedes usarlos para desayunar, con un poco de azúcar, o para una buena merienda rellenándolos antes de hornearlos si el bocado es caliente, o después del horneado si lo prefieres dulce.

Lo dicho: vale para un montón de momentos!

TIEMPO

5 minutos de preparación + 14-16 minutos de horno

INGREDIENTES

Una placa de hojaldre fresco, si es redondo mejor

Azúcar

Un huevo batido

ELABORACIÓN

Ponemos la placa de hojaldre sobre la encimera, sin quitarle el papel de horno que trae, y sin extenderla con el rodillo.

Ahora vamos a realizar los cortes. Serán como si cortaras una tarta, pero para hacerlo más sencillo y que te queden iguales, lo haremos del siguiente modo. Primero haz un corte a la mitad, de arriba a abajo. Luego gira la placa hasta que el corte quede paralelo a la encimera, y haz otro corte de arriba a abajo. Te quedarán cuatro trozos  iguales con forma de triángulo con base redonda.

Ahora de cada triángulo debes hacer tres, por lo que harás dos cortes en cada uno. Así te será más fácil hacerlos iguales. En total te deben quedar 12 triángulos que se convertirán en doce mini croissants.

Ahora espolvoreamos el azúcar por tos triángulos.

Llega el momento más importante: dar forma a los triángulos para que se conviertan en croissants. Para ello, tomamos uno de los triángulos y le hacemos un pequeño corte en la base tal y como veis en la imagen. Luego enrollamos desde ahí y hasta la punta del triángulo, sin presionar la masa, sólo ayudando con la palma de tu mano. Ahora doblamos un poco las puntas del croissant, procurando que la punta del triángulo quede mirando hacia ti, y casi pegado a la encimera.

Ya tenemos el primero que colocáremos en nuestra bandeja de horno a la que habremos puesto papel de horno. Repetiremos la operación con el resto de triángulos.

Precalentamos el horno a 250º.

Ahora batimos el huevo, y pincelamos con mucho cuidado. Debemos hacerlo de tal modo que procuremos no tocar las aristas del croissant, porque si lo hacemos se pegarán y no subirán en el horno.

Introducimos la bandeja en el horno a media altura, durante 14-16 minutos con calor arriba y abajo, y a 210º.

Cuando estén horneados, los sacamos del horno y los dejamos enfriar… Si podéis claro, porque tendrán tan buena pinta que tendréis que conteneros mucho para no probarlos.

CONSEJOS

Así, tal cual, están estupendos, pero si quieres darles un toque distinto y te gusta el chocolate, puedes pincelarlos con un poquito de Nocilla, poco porque si no se saldrá todo al hornearlos, y les darás un punto muy rico también.

Si quieres hacerlos salados y calientes, pon un triángulo de queso o un poco de sobrasada, o incluso de jamón o de paté, justo antes de enrollarlos para meterlos en el horno.

Otra forma de rellenarlos, esta vez en frío, es hacerlo justo después de horneados. En ese caso, no doblaremos las puntas de los croissants para que queden rectos y cuando estén horneados y fríos, los abres con un cuchillo de sierra, por la mitad. Los puedes rellenar de lo que más te guste.

¿Quieres comentarnos algo? Estaremos encantados de atenderte.

No te preocupes, la dirección de tu email no será publicada. Los campos marcados con * son necesarios

Recetas relacionadas

Hojaldritos de roquefort
October 22, 2016
Bizcocho de leche evaporada
May 08, 2016
Flan de queso sin horno
February 25, 2016
Bizcocho de leche condensada
February 13, 2016
Mermelada de tomate
January 03, 2016
Mermelada de mandarina, manzana y miel
December 28, 2015
Vasitos tres chocolates
December 09, 2015
Flan de huevo
November 09, 2015
Mermelada de pimientos al Pedro Ximenez
October 09, 2015