Receta de  

Carne de membrillo


Nuestra querida prima Nieves, que es un sol,  cuando llega la época de la recogida del membrillo, nos regala estos frutos de su cosecha,  que a Papá Caldillo le gusta comer en crudo, pero que utilizamos mayormente para hacer conserva de carne de membrillo. ¿Habéis visto qué bonitos son? Casi da pena hasta de comérselos!

Cuando mi hijo era todavía un chiquillo, le encantaba merendar un buen bocata de queso con carne de membrillo, y desde entonces hago este dulce para conservar. Es muy tradicional, pues lo hacían nuestras abuelas y nuestras madres y tiene un sabor absolutamente especial acompañado de requesón, o de una amplia variedad de quesos, como el queso de Burgos y muchos otros, frescos, semi-curados o curados.

Tener una tarrina de carne de membrillo en la nevera, viene muy bien para preparar una merienda en un periquete.

Es muy sencilla de hacer, aunque no puedes separarte de ella ni un minuto, para evitar que se pegue a la cazuela.

Nos ponemos con ello?

TIEMPO

20 minutos de preparación + 40 minutos de cocción.

INGREDIENTES

1 kg. de membrillos

600/700 gr. de azúcar

1 limón

ELABORACIÓN

Limpiamos bien los membrillos, les quitamos la semillas y la parte dura central, los pelamos y los troceamos. En este proceso se tarda un poco más que con cualquier fruta porque el membrillo es especialmente duro y cuesta un poco.

Exprimimos el limón y reservamos el zumo.

En una cazuela incorporamos el zumo del limón, la fruta y el azúcar, y lo dejamos macerar durante unas horas.

Pasado este tiempo ponemos la cazuela a fuego medio hasta que veamos que el azúcar se ha disuelto y se ha formado un almíbar clarito. Entonces comenzaremos a remover continuamente durante aproximadamente 30 minutos. Pasada esta media hora, introducimos la batidora y lo trituramos. Seguimos removiendo durante otros 10 minutos o hasta que haya perdido todo el líquido.

Sabremos que está listo, cuando veamos que el membrillo adquiere ese color marrón típico y hace unas pompas gruesas como cuando un volcán está expulsando lava. Ojo! porque las salpicaduras abrasan.

Vertemos el contenido en moldes desechables de aluminio y dejamos enfriar.

Listo! Que aproveche la merienda!

Limpiamos bien los membrillos, les quitamos la semillas y la parte dura central y los troceamos (no hace falta pelarlos). En este proceso se tarda un poco más que con cualquier fruta porque el membrillo es especialmente duro y cuesta un poco.

Añadimos la fruta y el limón pelado (procurando no dejar nada de piel blanca), sin semillas y troceado al vaso y programando 1 minuto a velocidad 7.  Ahora, cocinamos programando 30 minutos, a temperatura 100º y velocidad 5.

Cuando falten 10 minutos para acabar, quitamos el cubilete del bocal, para que evapore y se caramelice.

Vertemos el contenido en moldes desechables de aluminio y dejamos enfriar.

Listo! Que aproveche la merienda!

CONSEJOS

Si preparamos esta receta al modo tradicional, debemos tener un cuidado especial cuando lo estemos removiendo (y no podemos dejar de hacerlo durante todo el proceso) porque salta bastante y podemos sufrir quemaduras importantes. Ponte unos guantes que te cubran las manos y utiliza una cuchara de madera con el mango largo y así evitarás quemarte.

Casi siempre tengo una tarrina de carne de membrillo en la nevera, y suelo hacer la conserva a finales de octubre, lo que significa que dura en la nevera muuuuuuucho tiempo.

¿Quieres comentarnos algo? Estaremos encantados de atenderte.

No te preocupes, la dirección de tu email no será publicada. Los campos marcados con * son necesarios

Recetas relacionadas

Bizcocho de leche evaporada
May 08, 2016
Mermelada de piña, kiwi y canela
March 12, 2016
Flan de queso sin horno
February 25, 2016
Bizcocho de leche condensada
February 13, 2016
Mermelada de tomate
January 03, 2016
Mermelada de mandarina, manzana y miel
December 28, 2015
Vasitos tres chocolates
December 09, 2015
Flan de huevo
November 09, 2015
Mermelada de pimientos al Pedro Ximenez
October 09, 2015