Receta de  

Conserva de pisto calabacinero


Siempre que hago este pisto y lo conservo, pienso en cenas de verano (si lo tomo frío) y de invierno (si está calentito). Tener en la despensa este pisto me ha solucionado muchas veces ese momento de realizar cena, después de un día duro de trabajo. Ese día en que lo que menos te apetece es meterte en la cocina por mucho que te guste.

Este pisto añadido a un huevo frito, es manjar de dioses, de verdad.

HERRAMIENTAS

Frascos de cristal cuyas tapas no hayan perdido el vacío.

TIEMPO

30-45 minutos + 20 minutos de la conserva

INGREDIENTES

1 kg y medio de tomates en rama

1/2 kg de calabacines

1/2 kg de pimientos verdes italianos

1/2 kg de cebollas

6 cucharadas de aceite de oliva

1 cucharada de azúcar

1 cucharada de sal

1 chorreón de coñac

ELABORACIÓN

Preparamos el pisto

Troceamos toda la verdura en dados de aproximadamente 1 cm.

En una sartén añadimos un par de cucharadas de aceite y cuando esté caliente añadimos el calabacín troceado. Rehogamos hasta que esté blandito. Reservamos.

En la olla de preparación añadimos el fondo de aceite y ponemos al fuego. Cuando esté caliente rehogamos la cebolla durante aproximadamente 2 ó 3 minutos o hasta que esté transparente. Añadimos el pimiento y rehogamos hasta que pierda el color.

Cuando esto ocurra incorporamos el calabacín reservado y también el tomate. Añadimos la sal, el azúcar y el chorreón de coñac, y rehogamos. Bajamos el fuego y dejamos que cueza hasta que veamos que el tomate ha perdido prácticamente el agua. No se te olvide remover de vez en cuando.

Preparamos la conserva

Tomamos los frascos de cristal que deben estar muy limpios (puedes hervirlos en una olla o lavarlos con sus tapas en el lavavajillas a un programa de agua muy caliente), e introducimos el pisto aún caliente en ellos, hasta que lleguen casi a llenarse.

Golpeamos contra la encimera suavemente para quitar el aire que se haya podido quedar al introducirlo, y añadimos otra cucharadita más de pisto.

Cerramos bien y realizamos el vacío. Hay dos maneras de hacerlo:

– Introducir los frascos bien cerrados en una olla con agua hirviendo durante unos 20 minutos (El agua tiene que cubrirlos totalmente).

– Poner los frascos boca abajo justo después de haberlos rellenado y dejarlos así durante 24 horas.

CONSEJOS

He realizado esta conserva muchas veces y queda igual o mejor si, en lugar de tomate en rama, añadís tomate natural triturado.

Ojo con los frascos que utilicéis. Si no estáis seguros de que no hayan perdido el vacío, compradlos. Sería una pena que después del trabajo realizado se estropeara el pisto.

No me acordé de hacer foto a todos los frascos, y es una lástima porque hubierais visto que había de diferentes tamaños, raciones individuales, para dos, y de medio kilo como son estos de la foto. Os aconsejo que lo hagáis así para que podáis utilizar, dependiendo de cuántos seáis a cenar, el frasco perfecto.

No sabría deciros cómo está más rico el pisto si frío o caliente… me encanta de las dos maneras.

¿Quieres comentarnos algo? Estaremos encantados de atenderte.

No te preocupes, la dirección de tu email no será publicada. Los campos marcados con * son necesarios

Recetas relacionadas

Crema de Langostinos
January 12, 2017
Paella de verduras
February 23, 2016
Calabacines rellenos de verduras
January 02, 2016
Aleta rellena
December 08, 2015
Mermelada de pimientos al Pedro Ximenez
October 09, 2015
Arroz meloso con atún
August 24, 2014
Fideuá de marisco paso a paso
May 18, 2014
Menestra de carne Mamá Caldillo
May 02, 2014
Bacalao fresco con pisto
April 12, 2014