Receta de  

Bizcocho esponjoso «chino»


Pues sí. He bautizado este bizcocho así porque es de nata y nueces, postre de los restaurantes chinos por excelencia jeje.

Aunque la verdad no tiene nada de exótico. Es un bizcocho de los de toda la vida, de los que hacía mi abuela con la nata de la leche recién hervida.

Recuerdo como si fuera ayer, el camino con la lechera de aluminio en la mano hasta la vaquería. El olor tan característico, los demás clientes esperando, y por fin, la leche recién ordeñada. Recuerdo perfectamente como humeaba y el cuidado que teníamos para no tirarla en el camino de vuelta. Mi abuela hervía la leche y según iba enfriando, se creaba esa nata tan espectacular que usaba, entre otras cosas, para hacer este bizcocho.

Obviamente, no es el mismo sabor, además ella no le añadía nueces, pero se le parece mucho. Es muy suave y excelente para desayuno, merienda o para compartir con tus compañeros en la oficina.

HERRAMIENTAS

Molde desmoldable tipo plumcake de 28 cm.

TIEMPO

15 min de elaboración + 45 minutos de horneado

INGREDIENTES

3 huevos xl

200 ml de nata para montar pero sin montar

200 gr de azúcar blanquilla

175 gr. de harina

1 sobre de levadura química (Royal)

100 gr de nueces

Ralladura de un limón

Una pizca de sal

Mantequilla para engrasar el molde

ELABORACIÓN

Separamos las yemas de las claras. Reservamos.

Rallamos la piel del limón. Reservamos.

Partimos con la mano las nueces en trozos no muy pequeños y enharinamos ligeramente. Reservamos.

En un bol montamos las claras con una máquina de varillas a punto de nieve con una pizca de sal y reservamos.

En otro bol ponemos las yemas con el azúcar y batimos con las varillas hasta que doblen su volumen. Cuando las tengamos, añadimos la nata y la ralladura del limón y mezclamos para crear una crema homogénea, durante un minuto.

Incorporamos la harina y las nueces y mezclamos todo de nuevo.

Ahora añadimos, en varias veces, las claras montadas a la crema de las yemas y la nata. Lo haremos con mucho cuidado y movimientos envolventes hasta que esté todo mezclado.

Horneado

Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo.

Engrasamos el molde con un poco de mantequilla por la base y las paredes del mismo.

Incorporamos la crema al molde e introducimos en el horno durante 45 minutos con calor arriba y abajo, en la zona media y a 180º.

Sabremos si está totalmente hecho cuando al pinchar con una brocheta en el centro del bizcocho, ésta salga totalmente limpia.

A los 10 minutos de haberlo sacado del horno, quita el aro (es decir la parte de los laterales del molde) y pon el bizcocho en una rejilla para que no sude.

Después de unos 20 minutos más o menos se habrá enfriado lo suficiente para que lo puedas emplatar sin problemas.

CONSEJOS

Por mucho que te apetezca, no abras el horno antes de al menos 35 minutos de horneado o se bajará.

Aguanta muy bien durante 2 ó 3 días, pero deberás guardarlo tapado o dentro de una bolsa de plástico para que no se seque.

¿Quieres comentarnos algo? Estaremos encantados de atenderte.

No te preocupes, la dirección de tu email no será publicada. Los campos marcados con * son necesarios

Recetas relacionadas

Crema de Langostinos
January 12, 2017
Natillas de piña
December 31, 2016
Bizcocho de galletas María
October 12, 2016
Bizcocho de leche evaporada
May 08, 2016
Galletas craqueladas negras
May 02, 2016
Mermelada de piña, kiwi y canela
March 12, 2016
Flan de queso sin horno
February 25, 2016
Paté Peligroso II
February 21, 2016
Bizcocho de leche condensada
February 13, 2016