Receta de  

Albóndigas de Mamá Caldillo


Hoy os presento este genial  plato muy conocido a lo largo y ancho de toda esta nuestra querida tierra: LAS ALBÓNDIGAS.

Es un plato muy agradecido, no difícil de hacer, congela y recalienta muy bien y de un día para otro no pierde nada de su sabor ni de sus estupendas cualidades nutritivas.

Conozco varias formas de realizarlas, pero en este caso os propongo mi receta estrella o eso dice mi yerno Caldillo Consorte. Si viene a comer a casa estas albóndigas sé que tengo que hacer más para que se lleve un par de tuppers, le encantan.

HERRAMIENTAS

Una cazuela AMC, o cualquiera otra con fondo difusor, que nos permita cocinar sin que salga el vapor.

TIEMPO

30 minutos de preparación y 1 hora de cocción.

INGREDIENTES para 5-6 personas

Para la carne

1 kg. de carne de ternera (del final de aguja)

300 gr. de magro de cerdo

2 rebanadas de pan empapadas en leche

50 ml de vino blanco de mesa

2 huevos

Harina

1 ajo

Perejil picado

Sal

Pimienta

Para la salsa

300 ml de agua

150 ml de vino blanco de mesa

1 cebolla grande

Aceite de oliva

Perejil

Para la guarnición

1 patata por persona

Aceite de oliva

ELABORACIÓN

Preparamos la carne

En un bol ponemos la carne picada, los huevos batidos, el ajo picado muy fino, el pan mojado en leche, el vino y un pellizco de sal y pimienta al gusto. Mezclamos todo muy bien y reservamos en un recipiente con tapa en la nevera durante al menos 12 horas. Suelo preparar esta maceración de un día para otro.

Ahora formamos las albóndigas. Tomamos pequeñas porciones de masa como de una nuez, y realizamos bolas que pasáremos por harina. Reservamos.

Preparamos la salsa

En la cazuela que vamos a usar, cubrimos el fondo de aceite y ponemos al fuego hasta que esté muy caliente. Sellamos las albóndigas reservadas, poniendo unas 5 ó 6 cada vez. Reservamos de nuevo.

En ese mismo aceite freímos la cebolla muy picada. Cuando esté, añadimos media cucharada de harina y rehogamos muy bien. Añadimos el vino y cocemos 3 ó 4 minutos hasta que evapore. Incorporamos las albóndigas y rehogamos. Añadimos el agua y tapamos la cazuela hasta que veamos que sale vapor. En ese momento bajamos el fuego al mínimo, o hasta que deje de salir y cocemos durante una hora más o menos.

Preparamos la guarnición

Diez minutos antes de terminar la cocción del guiso, pelamos las patatas y troceamos en dados, procurando que sean del mismo tamaño. Freiremos en aceite a fuego medio-alto y cuando veamos que comienzan a perder el color de crudo, subimos el fuego al tope hasta que se hagan. Así conseguiremos que estén crujientes.

CONSEJOS

Pídele a tu carnicero que te pase las dos carnes por la picadora dos veces, de este modo las albóndigas quedarán más compactas.

Al hacer las albóndigas al vapor necesitan poca agua puesto que ellas mismas sueltan su propio jugo. Si no pudieras hacerlas al vapor ten cuidado con el líquido.

¿Quieres comentarnos algo? Estaremos encantados de atenderte.

No te preocupes, la dirección de tu email no será publicada. Los campos marcados con * son necesarios

Recetas relacionadas

Patatas con costillas
July 30, 2020
Natillas de piña
December 31, 2016
Bizcocho de galletas María
October 12, 2016
Boquerones en vinagre
September 20, 2016
Bizcocho de leche evaporada
May 08, 2016
Galletas craqueladas negras
May 02, 2016
Flan de queso sin horno
February 25, 2016
Bizcocho de leche condensada
February 13, 2016
Migas manchegas
January 17, 2016