Receta de  

Milhojas de chocolate, nata y fresas


Hoy después de casi 30.000 visitas, 134 entradas publicadas y más de 300 fotos subidas…. nuestro Caldillo Colorao CUMPLE UN AÑO!!!!!!. Y todo ello gracias a vosotros, que nos seguís, que nos preguntáis y que habéis hecho que el esfuerzo merezca la pena.

¡¡¡MUCHAS GRACIAS!!!

Hoy os traigo una receta espectacular para celebrarlo. Un postre delicioso, nada pesado y con un contraste de sabores exquisito. Es un pelín elaborada pero el tiempo merece la pena cuando ves las caras de tus invitados o cuando oyes los mmmmmmmm…..

Además también celebramos hoy el día de la madre. Día en que nació este «libro de recetas» virtual para homenajear a Mamá Caldillo, para guardar su sabor, para acumular su saber, y para compartir con vosotros todo su amor por la cocina, y por cada una de las personas que estamos a su lado.

Mamá, eres mi inspiración, eres mi corazón, eres mi vida. TE QUIERO.

Por ti y por todas las mamás del mundo…

HERRAMIENTAS

Batidora/amasadora de varillas eléctrica.

Manga pastelera con boquilla rizada.

Plantilla de cartón de 15×20 cm con esquinas redondeadas si quieres que sea algo más cuadrada (yo utilicé una base de plumcake con medidas de 10×30).

TIEMPO

Elaboración y reposo 45 minutos + 20-25 horneado + 15-20 minutos enfriado + 10 minutos de montaje = 1 hora y 30-40 minutos.

INGREDIENTES

Para el hojaldre

170 gr de harina

30 gr de cacao puro en polvo (yo utilicé Valor)

130 gr de mantequilla fría y en dados

130 gr de nata para montar (35,1 % grasa de La Asturiana)

Para el relleno

100 gr de azúcar glass + 1 cucharada

1/2 sobre de gelatina neutra en polvo

500 gr de nata para montar (35,1% grasa de La Asturiana)

100 gr de fresas

ELABORACIÓN

Preparado del relleno

En un bol ponemos la nata y la gelatina en polvo y batimos con unas varillas hasta que comience a coger cuerpo. Incorporamos el azúcar y seguimos batiendo hasta montar la nata del todo. La incorporamos a una manga pastelera con boquilla rizada y la enfriamos al menos durante una hora.

Laminamos las fresas muy finas. Reservamos en el frigorífico.

Preparado de la masa

En un bol, ponemos en el vaso la harina y el cacao y mezclamos con una cuchara. Después añadimos la mantequilla y la nata, y mezclamos con la batidora hasta que veamos que se ha unido todo como en una harina gruesa.

Volcamos sobre la mesa de trabajo y unimos con las manos hasta hacer una bola. No hay que trabajarla mucho, solo lo justo para hacer la bola, porque si no, derretiremos la mantequilla con el calor de nuestras manos.

Trabajado de la masa

Dividimos ésta en 4 porciones más o menos de 110-120gr. Envolvemos cada una de ellas en papel film e introducimos en el congelador durante 30 minutos.
Precalentamos el horno a 200º y mientras vamos alisando las masas.

Tomamos una de las porciones, y la ponemos sobre un papel de horno. Golpeamos un poco con el rodillo la masa para aplanarla un poco y espolvoreamos con harina. Encima de la masa ponemos otro papel y la extendemos hasta que tenga un grosor de 3-4 milímetros.

Con una plantilla de cartón o la base de cualquier molde de tarta rectangular, de 15×20 cm aproximadamente, cortamos la masa y retiramos los recortes. Con un tenedor pinchamos toda la masa ya que no queremos que suba al hornearla.

Horneado

Debemos realizar este trabajo para las cuatro masas. Como podremos hornearlas de dos en dos, podemos trabajar las dos primeras (las otras estarán aún en el congelador), y luego, mientras están en el horno, trabajaremos las segundas.

Introducimos en le horno las dos primeras placas durante 10-12 minutos a 200º, y posteriormente introducimos las segundas.

Dejamos enfriar totalmente todas las placas.

Montaje de las milhojas

Colocamos la primera placa de hojaldre sobre la bandeja donde lo vayamos a servir, y ponemos por encima 1/3 de la nata. Colocamos la siguiente placa encima. Añadimos otro tercio de la nata, y una capa de fresas. Ponemos la tercera placa y añadimos el resto de la nata. Coronamos con la última placa.

Ahora para decorarla, ponemos una cucharada de azúcar glass en un colador y espolvoreamos por encima de la placa de hojaldre. Ponemos las fresas para decorar y lista!

Preparado de relleno

Ponemos en el vaso limpio y seco el azúcar (en este caso será azúcar normal en lugar de glass) y la gelatina en polvo durante 10 seg a velocidad 10. Luego colocamos la mariposa, añadimos la nata y programamos a velocidad 3 1/2 hasta que se monte la nata.

Laminamos las fresas muy finas. Reservamos en el frigorífico.

Preparado de la masa

Ponemos en el vaso, la harina, el cacao, la mantequilla y la nata durante 15 segundos a velocidad 6. Volcamos sobre la mesa de trabajo y unimos con las manos hasta hacer una bola. No hay que trabajarla mucho, solo lo justo para hacer la bola, porque si no, derretiremos la mantequilla con el calor de nuestras manos.

Trabajado de la masa

Dividimos ésta en 4 porciones más o menos de 110-120gr. Envolvemos cada una de ellas en papel film e introducimos en el congelador durante 30 minutos.

Precalentamos el horno a 200º y mientras vamos alisando las masas.

Tomamos una de las porciones, y la ponemos sobre un papel de horno. Golpeamos un poco con el rodillo la masa para aplanarla un poco y espolvoreamos con harina. Encima de la masa ponemos otro papel y la extendemos hasta que tenga un grosor de 3-4 milímetros.

Con una plantilla de cartón o la base de cualquier molde de tarta rectangular, de 15×20 cm aproximadamente, cortamos la masa y retiramos los recortes. Con un tenedor pinchamos toda la masa ya que no queremos que suba al hornearla.

Horneado

Debemos realizar este trabajo para las cuatro masas. Como podremos hornearlas de dos en dos, podemos trabajar las dos primeras (las otras estarán aún en el congelador), y luego, mientras están en el horno, trabajaremos las segundas.

Introducimos en le horno las dos primeras placas durante 10-12 minutos a 200º, y, posteriormente introducimos las segundas.

Dejamos enfriar totalmente todas las placas.

Montaje de las milhojas

Colocamos la primera placa de hojaldre sobre la bandeja donde lo vayamos a servir, y ponemos por encima 1/3 de la nata. Colocamos la siguiente placa encima. Añadimos otro tercio de la nata, y una capa de fresas. Ponemos la tercera placa y añadimos el resto de la nata. Coronamos con la última placa.

Ahora para decorarla, ponemos una cucharada de azúcar glass en un colador y espolvoreamos por encima de la placa de hojaldre. Ponemos las fresas para decorar y lista!

CONSEJOS

Hay algo importante que debemos tener en cuenta y es que no debemos tocar las placas horneadas, ni apilarlas unas sobre otras, hasta que no estén frías por completo o se nos romperán.

En cuanto al relleno, debe ser bastante dulce porque las placas son un pelín amargas por el chocolate. El contraste del dulce de la nata con el amargor del hojaldre es realmente espectacular.

Otra manera de presentarlo es hacer los postres individuales.  Para ello debes cortar las placas una vez horneadas en rectángulos y hacer el mismo proceso de relleno que si fuera para toda la tarta.

FUENTES

Libro «Chocolate I» de Thermomix con ligeras variaciones.

¿Quieres comentarnos algo? Estaremos encantados de atenderte.

No te preocupes, la dirección de tu email no será publicada. Los campos marcados con * son necesarios

Recetas relacionadas

Crema de Langostinos
January 12, 2017
Natillas de piña
December 31, 2016
Hojaldritos de roquefort
October 22, 2016
Vasitos de emulsión de patata con pulpo
December 28, 2015
Vasitos tres chocolates
December 09, 2015
Caprichos de chistorra
April 08, 2014
Tarta de hojaldre y frutas
February 06, 2014
Mini croissants «casi» caseros
January 27, 2014
Hojaldre de puerros
January 15, 2014