Receta de  

Alcachofas planchadas


La alcachofa es una verdura que podríamos denominar como la «reina de las verduras», porque además de su típico y exquisito sabor, tienen un alto contenido en fibra, potasio, vitaminas y antioxidantes. Ayudan a reducir el colesterol, son depurativas, favorecen el tránsito intestinal y son muy recomendables  para los diabéticos. Vamos, que lo tienen todo.

Son muchísimas las formas de cocinar esta verdura, todas estupendas, pero hoy os propongo una no muy conocida que es «a la plancha». En Casa Caldillo nos encanta y las realizamos muy a menudo.

Receta fácil, rápida, baratita y, sobre todo, exquisita la que ahora os propongo.

HERRAMIENTAS

Una plancha

TIEMPO

Depende de la potencia de la plancha, pero entre 10 y 20 minutos.

INGREDIENTES para 4 personas

8 alcachofas que no estén muy granadas, tiernas y de muy buena calidad.

2/3 dientes de ajo muy picados

1 limón

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Perejil

ELABORACIÓN

Quitamos las primeras hojas de las alcachofas, cortamos las puntas y el rabo, que se desechan.

Cuando estén todas, con un cuchillo muy afilado, las partimos en lonchas finas como se muestra en la foto, las rociamos con unas gotas de zumo de limón para que no se pongan negras y las colocamos en una plancha que llevamos al fuego.  La plancha debe estar muy caliente.

Echamos un chorrito de aceite a todas ellas, y sal al gusto. Como los trozos son finos, no es necesario que las asemos por los dos lados. Estarán hechas cuando adquieran un color ligeramente marrón, como igualmente se muestra en las fotos.

Una vez asadas, repartimos por encima el ajo picado y el perejil y les ponemos otro chorrito de aceite.

Y ya están listas para darse el lujo de degustarlas. Os aseguro que son un auténtico manjar.

CONSEJOS

La temporada buena de las alcachofas es otoño-invierno, pero aún ahora, recién entrada la primavera, las podemos encontrar realmente buenas.

Para hacer las alcachofas de este modo, a la plancha, deben ser de una extraordinaria calidad, pues si no es así, no merece la pena. Debemos tener en cuenta que una vez quitado lo que desechamos, lo debemos poder comer todo. Las que provienen de Tudela suelen ser las mejores, pero las hay muy buenas en toda la zona mediterránea. Una buena alcachofa debe ser compacta y pesada con sus hojas carnosas y que crujan cuando las partamos por la base.

La alcachofa se oxida muy rápidamente y se ennegrece al cortarla, por lo que debe cocinarse enseguida. Podemos evitar que se pongan negras guardándolas en un recipiente bien cerrado o introduciéndolas en un bol con agua fría y el zumo de medio limón.

¿Quieres comentarnos algo? Estaremos encantados de atenderte.

No te preocupes, la dirección de tu email no será publicada. Los campos marcados con * son necesarios

Recetas relacionadas

Bizcocho de leche evaporada
May 08, 2016
Mermelada de piña, kiwi y canela
March 12, 2016
Paella de verduras
February 23, 2016
Mermelada de mandarina, manzana y miel
December 28, 2015
Roscón de Reyes
January 02, 2014
Polvorones caseros de limón
December 29, 2013
Sorbete de limón al cava
December 14, 2013
Carne de membrillo
November 19, 2013
Sepia al ajillo
September 29, 2013